Embajadores para el Desarrollo recauda fondos para restaurar el pabellón de niños del hospital de Bunkeya – África

Valencia, 1 de marzo de 2022 – El Hospital de Bunkeya, en República Democrática del Congo, regentado por las Hermanas Carmelitas Misioneras desde 1978 y que atiende a una población de más de 60.000 personas, precisa de reparaciones urgentes.

El Hospital General de Referencia de Bunkeya es el HGR de toda la Zona de Salud que abarca una población teórica de 67.468 habitantes (la población real se estima bastante superior). Pertenece a la Congregación de Hermanas Carmelitas Misioneras pero está plenamente integrado en el sistema sanitario del país, dentro del marco de colaboración promovido por el Ministerio de la Salud en 1985 y de la Convención firmada el 20 de septiembre 2007 entre el Gobierno de la República Democrática del Congo y la Iglesia Católica, relativa a la colaboración en materia sanitaria.

El trabajo de las Hermanas se realiza de acuerdo con todos los programas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de la Salud de la RDC promueven en favor del objetivo “salud para todos” y del control de las enfermedades más frecuentes en la región (paludismo, sarampión, fiebre tifoidea, cólera, meningitis, tuberculosis, sida…). Aparte de estas enfermedades, que son las más frecuentes, hay que añadir el aumento de casos de hipertensión arterial y diabetes por los cambios en los hábitos alimenticios introducidos en los últimos años.

El hospital cuenta con 90 camas, con posibilidad de ampliar a 135 en caso de necesidad. Dispone de los servicios de pediatría, medicina interna, gineco-obstetricia y maternidad, laboratorio, radiología (Rx y ecografía), cirugía y consultas externas. Todo ello gestionado por un equipo de 35 personas (4 médicos, 21 enfermeros/as y 10 personas dedicadas a tareas de limpieza y mantenimiento).

Al hospital acuden prácticamente solo los casos graves, tras no haber sido correctamente tratados por la multitud de pequeños centros y farmacias sin personal cualificado que han crecido en los últimos años o los tratamientos de curanderos. De esta manera llegan casos de paludismo cerebral, anemias graves, perforaciones intestinales por fiebre tifoidea mal tratada o tratada tardíamente, flemones graves por infecciones dentarias, gangrenas, etc…

El objetivo de las Hermanas es ofrecer una sanidad de la mejor calidad posible en el medio rural en que se encuentran y que esté al alcance de toda la población.

El hospital, cuyos primeros pabellones fueron construidos en 1946, ha sufrido sucesivas reconstrucciones y reparaciones. El paso del tiempo, la humedad y las termitas, que invaden todo el suelo, han provocado un deterioro importante que requiere de intervención inmediata.

 

Primera necesidad

A pesar de las múltiples necesidades y dado el elevado coste que supone la reparación completa, las Hermanas Carmelitas Misioneras han identificado dos necesidades urgentes: la demolición y reconstrucción del pabellón de pediatría, que incluye la reconstrucción del sistema de evacuación del agua de lluvia que le rodea para evitar que se infiltre como ocurre actualmente, y la rehabilitación del edificio que alberga los servicios de radiología, consulta externa y la sala de operaciones, muy deteriorado por la humedad, reparando paredes interiores y muros exteriores.

Esta reconstrucción y rehabilitación necesita un presupuesto de 8000 €, por lo que la Fundación Embajadores para el Desarrollo solicita donaciones para ayudar a las Hermanas.

Las personas que queráis colaborar con vuestro donativo o ayuda económica a este proyecto podéis hacerlo en este número de cuenta bancaria, indicando «Hospital Bunkeya»:
IBAN ES44 2080 0657 7630 4106 4122
 
También podéis enviar un BIZUM al código 03877

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.